Short Fiction

  • Sergio Pitol
    Al abrir el bolso de mano para buscar sus cremas, el pijama de seda azul que su hermana Beatriz le compró en la India y en cuyo interior tan a gusto se sentía, las pantuflas y el frasco de somníferos,...
  • Sergio Pitol, Margo Glantz, Carlos Monsiváis
    Sé que me llamo Victorio. Sé que creen que estoy loco (versión cuya insensatez a veces me enfurece, otras tan sólo me divierte). Sé que soy diferente a los demás, pero también mi padre, mi hermana, mi...
  • Sergio Pitol
    Una mujer se dispone a dormir en un vagón de tren, enfundada en una piyama de seda azul. Ha tomado un somnífero para viajar como si flotara. Sin embargo, antes de que la pastilla surta efecto, inicia...
  • Yoss
    By Yoss
    El portazo suena como un disparo. Con expresión vacía y ojos aguados, Julia se queda mirando la hoja de madera contrachapada estremecida por el golpe, durante largos segundos. Luego se levanta, y con...
  • Yoss
    By Yoss
    Enero. El sol de las 2:34 pm entra casi sin trabas por la ventana trasera, apenas sostenida por una torpe obra de carpintería. Los grandes clavos oxidados rajaron la madera. Solo un nailon impide que...
  • Yoss
    By Yoss
    Se llamará Svieta, de 11 años, pero aparentará más. Una de esas niñas-mujeres típicas en el trópico. De familia pobre, barrio periférico, barbacoa. Traviesa, segura de sí misma, disfrutará la músic...
  • Alberto Chimal
    En el video aparecen dos hombres. Caminan entre los autos por el estacionamiento. La cámara está fija en el techo, o tal vez a una columna de concreto, y ambos se alejan de ella. Uno viste un overol n...
  • Brenda Lozano
    El gorila, desparramado sobre una enorme piedra, observa el trapeador dentro de la cubeta que olvidó el empleado del zoológico. De ser más temprano, de estar frente a un grupo de niños, el gorila los...
  • JM Soto
    By JM Soto
    Han pasado quince años y aún sigo viviendo en el mismo apartamento, rodeado más o menos del mismo mobiliario, de los mismos olores y texturas que perduran a pesar de las capas de pintura, polvo y gras...
  • Cristina Rivera Garza
    Me llamó la atención el anillo que llevaba en el dedo anular de la mano derecha: una gruesa argolla de oro salpicada de pequeños diamantes. Era ostentosa y femenina y, en la mano del hombre que se sen...
  • Cristina Rivera Garza
    Respondí al anuncio del periódico a finales de febrero. Apenas dos meses en el nuevo año y ya sabía que con mi forzada dieta de semillas de girasol, pan de centeno y vegetales crudos no sobreviviría e...
  • Cristina Rivera Garza
    No es bueno preguntarse muy seguido por qué se vive en un estuario. De hacerlo, de preguntárselo muchas veces, sobre todo si es frente al espejo, muy probablemente se terminará, y esto más pronto que...
  • Cristina Rivera Garza
    La luz es magnífica, amarilla y temblorosa como un cuerpo. Cae a chorros por las ventanas, las traspasa con un poder inusual, lo inunda todo; y sin embargo es serena también, acaso mansa. Parece que e...

En otros idiomas

Síguenos en las Redes Sociales

 
 

Conoce WLT