Felipe H. Lopez, escritor zapoteca

 

Obras de y sobre Felipe H. Lopez en LALT Nro. 7:

 

"No camino errante, camino sabiendo que no quiero llegar: leer al escritor Felipe H. Lopez" de Osiris Gómez

Le ofrezco al lector una reconstrucción de un viaje, la de mi viaje a través de las palabras del poeta Felipe H. Lopez. Confió en que el lector comprenderá que cada trayecto es diferente, aunque el destino sea el mismo y, por tanto, acaso mis palabras solo reflejan una verdad. Sin embargo, sí le invito a que haga su propio juicio, porque es bien sabido que todo viaje nos cambia. Solemos presumir que los espacios se transforman, pero eso no es del todo cierto. Nosotros cambiamos también, quizá nuestra memoria nos hace una mala jugada o— en todo caso— nos traiciona la vida. Eso es, precisamente, lo que nos dice Lopez en su ensayo narrativo “Liaza chaa/ Voy a casa”.

 

"Liaza chaa / Voy a casa" de Felipe H. Lopez

Parece que el aguacero ha cesado. Oigo la corriente de agua fluir detrás de la casa.  A pesar de que el aguacero ha pasado, continúa lloviznando, pero creo que no me mojaré mucho si voy.  Tomé mi chamarra roja impermeable que traje de Estados Unido y me la puse. Usé mis huaraches viejos para no mojar mis zapatos, doblé mis pantalones hasta las rodillas y tomé un sombrero que estaba colgado en la pared y me lo puse.

 

Siete poemas de Felipe H. Lopez

Salí el martes. / Temeroso, emocionado. / Bendiciones, / ropa obscura para que no me agarren. / Dejaré mis penurias, / abundancia obtendré.  / Llevo pocos pesos, / dólares obtendré. / La arada quedará abandonada. / Ganaré dinero para comprar la yunta. / Abandonaré mi pueblo, / al Otro Lado iré. / Opacidad en mi mente. / “Sueño virtuoso,” me dicen. / ¿Dónde queda el lugar adonde iré? / ¿Quién sabe? / ¿Me agarrarán? / ¡Veremos!