Autor destacado: Sergio Ramírez

 

Obras de y sobre Sergio Ramírez en LALT Nro. 8:

 

"Sergio Ramírez, el Cervantes más que merecido" de José Juan Colín

El pasado noviembre la literatura centroamericana, en especial la nicaragüense, recibió un enorme espaldarazo ya que, como se sabe, Sergio Ramírez fue designado como Premio Cervantes 2017. El hecho no es menor, ya que a lo largo de la historia la región del Istmo ha aparecido esporádicamente en el imaginario continental y en las más de las veces debido a las dictaduras militares, represión gubernamental, inestabilidad política, crimen organizado y/o violencia común. En el rubro de la literatura desde que el vate nicaragüense Rubén Darío hiciera aparecer a la región en el mapa mundial a la vuelta de los siglos XIX-XX, o cuando no hayan sido los logros del Novel guatemalteco Miguel Ángel Asturias tiempo después, de la literatura de la región se conocía muy poco.

 

"La obra ensayística de Sergio Ramírez" de Nicasio Urbina

La obra ensayística de Sergio Ramírez Mercado (Masatepe 1942), quien recientemente ganó el Premio Cervantes, es vasta y refleja una gran variedad de intereses que a lo largo de los años han ocupado al escritor. Podemos distinguir tres grandes grupos en su obra ensayística: los ensayos políticos que dominaron la primera etapa de su vida, hasta 1995 cuando se separa del Frente Sandinista y escribe Adiós muchachos (1999). Los ensayos literarios, que los empieza desde el principio de su carrera, pero se han hecho más frecuentes y profundos desde 1995 hasta el presente. Y por últimos todos sus reportajes, ensayos breves, artículos periodísticos, columnas y blogs.

 

Sergio Ramírez: "No conozco de una novela que haya producido una revolución": Una conversación con Tulio Hernández

En la década de los 70 del siglo XX, Ramírez fue actor clave en el triunfo la Revolución sandinista. En la de los 80, ejerció la vicepresidencia de su país. Luego, en la de los 90, desencantado, se desmarcó del proceso. En 1999, en los estertores del siglo XX, publicó un libro, Adios muchachos, donde dejó por escrito su credo político personal. Alejado hoy del activismo político, sigue, sin embargo, con atención, cuanto sucede en América Latina.

Antes de regresar a Managua accedió a conversar sobre Nicaragua y Venezuela, país que bien conoce. Las comparaciones entre el llamado socialismo del siglo XXI y el régimen híbrido presidido por Daniel Ortega fueron inevitables.

 

"Discurso de aceptación del Premio Cervantes 2017" de Sergio Ramírez

Permítanme dedicar este premio a la memoria de los nicaragüenses que en los últimos días han sido asesinados en las calles por reclamar justicia y democracia, y a los miles de jóvenes que siguen luchando, sin más armas que sus ideales, porque Nicaragua vuelva a ser República. Vengo de un pequeño país que erige su cordillera de volcanes a mitad del ardiente paisaje centroamericano, al que Neruda llamó en una de las estancias del Canto General “la dulce cintura de América”. Una cintura explosiva. Balcanes y volcanes puse por título a un ensayo de mis años juveniles donde trataba de explicar la naturaleza cultural de esa región marcada a hierro ardiente en su historia por los cataclismos, las tiranías reiteradas, las rebeliones y las pendencias; pero, en lo que hace a Nicaragua, también por la poesía. Todos somos poetas de nacimiento, salvo prueba en contrario.