Dos poemas

 

Feliciano Sánchez Chan, poeta maya. Foto del archivo personal del autor.

Ukp’éel wayak’ (Yaanal kíimilo’ob)

Ts’o’ok u máan p’iis in Na,
Ts’o’ok u máan p’iis.
Ch’úuyench’uuyo’ob tin k’ab,
ta’aytak u lúubsikeno’ob,
yéetel jayakbalo’ob tin wáanal
bey ba’al ku pe’ekaabe’.

Teche’ mix junten ta wa’alajten
wa le wayak’o’ob ta pak’aj
tu yóok’ol le seen cháaltuno’
bíin súutko’ob muk’yajil
tia’al ok’ol tin wóok’ol.

Teen X-ya’axche’, in Na’.
Bini’it k’abo’ob
tu pak’o’ob tin jobnel
juntúul x-áak’ab ko’olel,
juntúul x-káakbach
bisik le wíiniko’ob
ku máano’ob ich áak’abo’.

Tene’ in k’aj óol a paalal in Na’
ba’ale’le ku seen chu’uchiko’ob
u k’aab yiim
a x-ch’upul aalo’,
ma’ in kimeno’obi’,
ma’ Aj Puch’, mix Ixtab
taasik u k’ubo’obi’.
Tu xikino’obe’
k’aaynaj jump’éel kíimil
ma’in k’aj óoli’.
Ma’in kimeno’obi’, in Na’.

 

Sueño séptimo (Las otras muertes)

Ya son tantas Madre,
ya son tantas.
De mis ramas cuelgan
a punto de derribarme,
bajo mis sombras ruedan
como inmundicias.

Tú nunca me dijiste
que los sueños que cultivaste
sobre tanta piedra caliza
serían hoy las penas
que sobre mí lloran.

Soy la Ceiba Sagrada,
Madre.
Las otras manos
sembraron en mis entrañas
una mujer de noche,
una mujer mala
que se lleva a los trasnochados.

Aun así conozco a tus hijos
y éstos que maman
leche abundante
en los pechos de tus hijas,
no son mis muertes,
no me las conduce
Aj Puch, ni Ixtab,
otras muertes que no conozco cantaron en sus oídos,
no son mis muertes, Madre.
No son mis muertes.

 

Máax kun kaxtiken

Yaan k’iine’
ku k’uchul tin xikin
u yayaj juum juump’éel jub.
Yaan k’iine’
bey in wool kin wu’uyik
u yáakan baake’,
yaan k’iine’
kin wu’uyik u éets’nak’
u yusta’al ts’oon,
wa u wa’aban in láak’…
Yáax ba’ax ku máan tin tuukule’:
In Yuum,
máax wal saatal k’áaxe’.

Le ken waalak’nak
in tuukule’
kin wilikimbáa
tin chan t’uluch juunal
tu chúumuk u satunsat bejil noj kaaj.
Kin tukultike’
In Yuum,
máax wal bíin kaxtikene’.

 

Quién me encontrará

A veces llega a mis oídos
el sonido triste de algún caracol,
a veces creo escuchar
el quejido de alguna cornamenta,
a veces me llega el eco
del soplido de un cañón,
o la invocación de manos de algún hermano.
Lo primero que surca mi mente es:
Señor mío,
¿quién andará perdido en el monte?

Salgo del ensueño
y me veo tan solo
en medio del laberinto
de la gran ciudad
y me pregunto:
Señor,
¿Quién me encontrará?

Del poemario Ukp’el wayak / Siete sueños

En otros idiomas

LALT No. 6
Número 6

LALT No. 6 va de las fascinantes historias reales del periodismo literario a los mundos extraños del cuento fantástico y la literatura gráfica. Destacamos las crónicas del periodista colombiano Alberto Salcedo Ramos, la ficción especulativa en un dossier seleccionado por Alberto Chimal, y la poesía y prosa escritas en idioma maya yucateco en nuestra serie continua de literaturas indígenas.

Tabla de Contenidos

Nota del Editor

Adelantos

Autor destacado: Alberto Salcedo Ramos

Autor destacado: Alberto Salcedo Ramos

Dossier: Ficción especulativa

Dossier: Ficción especulativa

Dossier: Narrativa gráfica

Dossier: Narrativa gráfica

Ensayos

Ficción

Dossier: Jorge Enrique Lage

Entrevistas

Literatura Indígena

Literatura Indígena

Dossier: Poesía venezolana

Poesía

Nota Bene