"Una selección personal / A Personal Selection" de Juan José Arreola

Una selección personal / A Personal Selection. Juan José Arreola. Prólogo y notas de Vicente Preciado Zacarías. Traducción de Ramón Elizondo Mata. Colima, México: Puertabierta Editores. 2016. 173 páginas.

El próximo año se celebrará el centenario del nacimiento del escritor mexicano Juan José Arreola (1918-2001). Además de la novela, La feria (1963), Arreola fue un cuentista que renovó la ficción mexicana y latinoamericana durante los años cuarenta y cincuenta. En su ficción breve combinó referencias culturales, épocas y  espacios, géneros y textos. Todo esto se convirtió en una marca de estilo relacionada con lo fantástico, en la medida en que este modo literario era, para él, una invitación a liberar la imaginación de lo cotidiano, para llevar al lector a tierras lejanas y crear ciertas resonancias inesperadas. La escritura de Arreola sobresale, especialmente, en los cuentos de sus dos primeros libros, Varia invención (1949) y Confabulario (1952). Tradicionalmente su trabajo ha sido clasificado en cuatro áreas temáticas: (1) el cuestionamiento de las reglas sociales, a menudo emparejado con una crítica a la idea de progreso y a la tecnología (en “El guardagujas”); (2) el enfoque en la relación entre el hombre y la mujer (en “Eva”); (3) una preocupación por cuestiones morales y teológicas (en “El converso”) y (4) reflexiones sobre el arte, el proceso creativo y la enseñanza (en “El discípulo”).

En el volumen bilingüe Una selección personal/A Personal Selection, Vicente Preciado Zacarías y Ramón Elizondo Mata ofrecen una antología para vincular a Arreola con los lectores de habla inglesa. En el prólogo, se destaca el estilo “difícil” de Arreola: “Es casi imposible leer más de cinco líneas de Arreola sin verse obligado a consultar los libros y autores que cita indirectamente"” (12). Preciado Zacarías señala, además, que la única traducción de los cuentos de Arreola al inglés, hecha por George Schade, y titulada Confabulario and Other Inventions (1964), está agotada y “lamentablemente, tiene muy malas traducciones” (14). Para los editores llegó entonces el momento de reintroducir los textos de Arreola en inglés. Como complemento delvolumen, Preciado Zacarías tuvo muchas conversaciones con Arreola en su ciudad natal de Zapotlán atestiguadas en el libro Apuntes de Arreola en Zapotlán (2004). Preciado Zacarías anotó allí muchas referencias sobre los textos del autor e incorpora algunas de ellas a la antología, dando a los lectores de Una selección personal lo más próximo a una edición anotada de la obra de Arreola.

Aparentemente, los relatos fueron seleccionados por el mismo Arreola, aunque no podemos confirmarlo (el prólogo en español dice que el autor mexicano los eligió “en forma directa” y en la versión en inglés dice “muy indirectamente”). Los textos incluidos—“Autrui”, “El guardagujas”, “El prodigioso miligramo”, “De balística”, “Pablo”, “El silencio de Dios”, “Starring All People” y “Profilaxis”— representan las cuatro áreas identificadas, De esta forma se muestra que a menudo Arreola actúa como un científico loco, o por lo menos obsesionado, y lleva una idea hasta sus últimas consecuencias. En este proceso, yuxtapone capas y capas de códigos culturales y, por lo tanto, de significados. A esto se agrega su inclinación por lo absurdo de la condición humana, que se empareja con el gusto de la ironía y el humor. En su cuento más famoso, “El guardagujas”, un viajero que quiere ir a T llega a una estación de trenes. El guardagujas pacientemente lo convence de calmarse, mientras le cuenta historias sobre el ferrocarril. El anciano le pregunta al viajero: “¿Por qué insiste exactamente en T como su destino? Simplemente, usted debería estar contento con subir al tren. Una vez a bordo, su vida definitivamente seguirá un curso” (34). Encontramos también una magistral historia de horror que comienza así: “Lunes. La persecución sistemática del desconocido continúa. Creo que se llama Autrui” (17); una fábula sobre hormigas en “El prodigioso miligramo”, y tres cuentos que tratan sobre  Dios y la religión de modos trágicos y divertidos —“Pablo”, “El silencio de Dios” y “Starring All People”— y un cuento que mezcla diálogo, referencias culturales y humorísticas, para abordar el tema de la balística, “De balística”, un relato que, según Preciado Zacarías, era el efavorito de Arreola. 

El libro hace dos contribuciones importantes: en primer lugar, revive el interés por la ficción de Arreola, a través de nuevas traducciones de sus historias; en segundo lugar, las minuciosas anotaciones de Preciado Zacarías dan a los lectores de Arreola una visión más profunda de su proceso creativo y de su diálogo con la cultura universal. Luego, está lo relativo a la traducción. La de Schade había sido el estándar durante muchos años. Echemos un vistazo comparativo a un par de oraciones. Este es el comienzo de “Pablo”  en la versión de Schade: “One ordinary morning, when everything appeared perfectly normal and while the hum of the Central Bank’s offices spread like a monotonous downpour, Paul’s spirit was visited by grace” (Una mañana ordinaria, cuando todo parecía perfectamente normal y mientras el zumbido de las oficinas del Banco Central se extendía como una lluvia monótona, el espíritu de Pablo fue visitado por la gracia). Comparémoslo con la versión de Elizondo Mata: “One morning like any other, when things looked as always, and the hum of the Central Bank’s offices kept spreading like a monotonous downpour, grace descended upon the spirit of Paul” (Una mañana como cualquier otra, cuando las cosas parecían como siempre, y el zumbido de las oficinas del Banco Central se extendía como una lluvia monótona, la gracia descendía sobre el espíritu de Pablo). Hay muy poca variación aquí; podría decirse que la traducción más reciente intenta ser menos literaria. Ahora, comparemos el comienzo de “El silencio de Dios”: “I don’t think this is usually done: leaving letters open on the table so that God will read them” (No creo que esto generalmente se haga: dejar las cartas abiertas sobre la mesa para que Dios las lea) (Schade 188); “I think this is unusual: leaving open letters on the table so that God may read them” (Creo que esto es inusual: dejar cartas abiertas sobre la mesa para que Dios pueda leerlas) (Elizondo Mata 139). La versión en español dice: “Creo que esto no se acostumbra: dejar cartas abiertas sobre la mesa para que Dios las lea” (Una selección personal/A Personal Selection,129). Una vez más hay poca variación y, nuevamente, puede que Elizondo Mata esté tratando de ser más coloquial. Después de muchos años, las versiones de Schade de los cuentos de Arreola resisten la prueba del tiempo, al igual que la importante introducción del libro. Preciado Zacarías y Elizondo Mata no proporcionan ninguna evidencia de las supuestas “equivocaciones en la traducción” de Schade. Es difícil afirmar que estas nuevas versiones superan definitivamente a las antiguas. Por el contrario, hemos encontrado errores serios en Una selección personal/A Personal Selection, por ejemplo en “Profilaxis”, último relato de la antología que termina con esta frase: “Y las últimas sobrevivientes son acostadas sin peligro en la fosa común a todos los Padres del desierto” (171). El texto está bien anotado por Preciado Zacarías, pero Elizondo Mata traduce la frase así: “And the last female survivors will be able to lie harmlessly in the common grave of all the Parents of the desert” (Y las últimas sobrevivientes podrán acostarse sin peligro en la fosa común a todos los Padres del desierto) (173). El problema de traducir “Padres” como “Parents” —y no “Padres” o “sacerdotes”— debilita la afirmación de que esta traducción es la mejor disponible. Sin embargo, una cosa que Una selección personal demuestra es que la ficción de Arreola está viva y en el siglo XXI todavía permanece en la búsqueda de sus lectores.

    

Pablo Brescia
University of South Florida

Traducción de Claudia Cavallín

Reviewer 

Otras reseñas de este número

Roberts Pool Twilights
Xtámbaa
Xtámbaa
Nombres propios

En otros idiomas

LALT No. 3
Número 3

El tercer número de LALT incluye el lanzamiento de una sección permanente dedicada a la Literatura Indígena, con obras escritas en idiomas que van desde el mapudungun hasta el tzotzil, además de cuentos extraordinarios de Cristina Rivera Garza y Yoss, la estrella naciente de la ciencia ficción cubana.

Tabla de Contenidos

Nota del Editor

Adelantos de traducción y novedades editoriales

Poesía

Ensayos

Autora Destacada: Cristina Rivera Garza

Dossier: Yoss

Literatura Indígena

Bogotá39

Ficción

Entrevistas

Dossier: Ocho poetas chilenos

Nota Bene