Tres poemas

 

Enriqueta Lunez, poeta tzotzil. Foto: Conaculta.

Jnak’oj ta sk’al ko’tak jts’uj ak’obal
noch’ol xkukavetik ta xokon jsat xchi’uk jnekeb,
ox-vo’ viniketik chamenxa la ta smul,
vu’une mu jna´mi jech li a’yejaletike
ja’ no’ox jk’ejoj ta jun muk’ ta kaxa li tseke.

 

Entre mis piernas escondo una gota de noche
en mi mejilla y hombre se agazapa como luciérnagas,
la sombra de tres amantes,
no sé, si hay algo de verdad en lo que dicen
mas en un cofre guardo aquel lunar.

 

***

 

Jchamantik asat, me’
yu’un ta jk’el ka’i spukujil antsetik.
Jchamantik ave,
yu’un ta jkavta ka’i tas malem k’ak’al sbi  jtot.
Jchamantik ak’ob,
mi yal li sikil akubale, k’uk’un chlik jbots’ li ixime, 
ta jchuchbe sk’ak’al li k’ok’e, jpis jsat.
Jchamantik abok,
va xanavkun ta yut chobtik, ba jvulan  kanimatak, ba’ kejlikun ta ch’ul na.
Avokoluk, jchamantik asat, ave, ak’ob, abok
yu’un mujk’an jel jkuxlejal.

 

Madre, necesito de tus ojos
para ver nuestra maldad.
Necesito de tu boca,
para gritar al atardecer el nombre de mi padre.
Necesito de tus manos,
para amasar el nixtamal, atizar el fuego, persignarme.
Necesito de tus pies,
para recorrer la milpa, visitar nuestros muertos y danzar.
Señora mía, es urgente, necesito de sus ojos, boca, manos y pies
para no olvida nuestra raíz de luna. 

 

***

 

Mu’kun slumal  jtotik
ta jlumale ch’abal bu mukul smixik viniketik
ta jlumale ch’abal buch’o las kuch skurus
ta jlumale  ch’abal to’ox buch’o laj yuts’inta xchi’il ta vok’el
mu’yuk  to’ox boch’o la sko’oltas sba ta kaxlan
ta jlumale abektal ta kopal yik to’ox tilil, pom, tsij uch.
Jna’oj to lek
ta a-lumale xch’unik to’ox  mantal li tsebetike
xkuchik to’ox si’ li viniketike
li me’el-moletik sna’ojik to’ox sk’anel vo’
li jme’e sna’ to’ox smetstael xchinal jsat
vu’une jna’oj to’ox jk’ejba lok’el ta be 
kucha’al xjelav juntotik-junmetik.
Ja’ jech,  chvulto ta jol
ja’ to’ox avutsilal, k’alal mu’yuk  to’ox  achanoj  kaxlan k’op.

 

No soy la tierra del sol
en mi suelo no yace el cordón umbilical de los hombres
en mi suelo nadie cargó con una cruz
en mi suelo jamás un hombre atentó en contra de su hermano
nadie quiso ser mestizo
en mi suelo tu cuerpo despedía aromas de incienso, laurel y naranjillo.
Lo recuerdo
en tu suelo las niñas eran hacendosas
los hombre cargaban leña
los viejos sabían pedir agua
Mi madre conocía el conjuro para sanar la piel
yo, solía de niña salir del camino para darle cabida
a los pasos del tío anciano.
Sí, aún lo recuerdo
esa era tu grandeza, antes de hablar español.

En otros idiomas

LALT No. 3
Número 3

El tercer número de LALT incluye el lanzamiento de una sección permanente dedicada a la Literatura Indígena, con obras escritas en idiomas que van desde el mapudungun hasta el tzotzil, además de cuentos extraordinarios de Cristina Rivera Garza y Yoss, la estrella naciente de la ciencia ficción cubana.

Tabla de Contenidos

Nota del Editor

Adelantos de traducción y novedades editoriales

Poesía

Ensayos

Autora Destacada: Cristina Rivera Garza

Dossier: Yoss

Literatura Indígena

Bogotá39

Ficción

Entrevistas

Dossier: Ocho poetas chilenos

Nota Bene